Hidrata tu piel con crema facial para día y noche

Cada día de la vida de una persona es diferente y tiene su propio ritmo, por eso es necesario cuidar la piel regularmente y mantenerla iluminada. Es recomendado el uso de cremas faciales para día y noche, de día, tu piel necesita protegerse de los factores ambientales y de noche necesita apoyo en su proceso de regeneración.

crema facial para día y noche

Una crema de día y de noche adaptada a tu tipo de piel te asegura una piel sana y un cutis radiante, descubre más sobre esto.

Crema de día y de noche: protección y regeneración

Durante el día, la piel de tu rostro necesita hidratación y protección para lucir radiante:

Aplícate la crema de día por la mañana después de asearte. Tu crema de día hidrata la piel y actúa como un escudo protector contra los factores ambientales que ayudan a aumentar el envejecimiento.

  • Cremas con antioxidantes

Las cremas de día con antioxidantes neutralizan los radicales libres y protegen las células cutáneas del estrés oxidativo, por lo que lucirás como nunca si creas una rutina con cremas en tu día a día.

  • Cremas con protección solar

¿Sales con frecuencia de casa? Entonces, siempre deberías utilizar una crema de día con factor de protección solar, ¡Protege tu piel del sol y previene el envejecimiento causado por la luz solar!

  • Cremas de día con color

Las cremas de día con color mejoran el tono natural de la piel, corrigen las imperfecciones y dejan el cutis con un aspecto uniforme y suave.

De noche, la regeneración celular está a pleno rendimiento, y tu piel está especialmente receptiva a los ingredientes nutritivos:

Después de una limpieza profunda, aplícate crema en el rostro y el cuello, la crema de noche suele tener una textura más rica y ha sido especialmente formulada para contribuir activamente en el proceso de regeneración natural de la piel.

Una de las principales diferencias de las cremas de día y las de noche, es que éstas no contienen factor de protección solar, cada una cumple una función específica y por eso nunca deberías intercambiarlas, sino complementarlas.

Cuidado diario: Protección contra los rayos UV

El sol es una de las principales causas del envejecimiento prematuro de la piel, por eso siempre debes usar una crema de día con factor de protección solar.

Cómo se regenera la piel mientras duermes

La crema de noche, (de textura más rica) está enriquecida con ingredientes nutritivos que ayudan a nuestra piel en su proceso de regeneración, ya que, cuando nos acostamos nuestra piel se activa y se pone a trabajar.

Cuando dormimos, varios procesos metabólicos tienen lugar: uno de ellos es la distribución de diversas hormonas responsables de la regeneración celular; otro, la intensificación de la circulación sanguínea y la provisión de nutrientes.

Las cremas de noche unidas a un sueño reparador, promueven la regeneración de la piel. escoger una crema de noche con los ingredientes anti-edad adecuados es especialmente clave en el cuidado de la piel.

Extracto de Magnolia

Por lo general se recomienda alguna crema con poderosas fórmulas enriquecida con ingredientes como el Luminol y el Extracto de Magnolia, que actúa durante las horas de sueño ayudando a equilibrar los niveles de pigmentación de la piel y a mejorar la renovación celular, dejando la piel visiblemente más joven.

Crema De Día Y De Noche: Piel Bonita En Todo El Rostro

Para garantizar el mejor cuidado facial de tu rostro necesitas una crema de día, un contorno de ojos y una crema de noche, la crema de día aportará la hidratación y protección que tu piel necesita, mientras la crema de noche la nutrición y el cuidado regenerador.

Crema de contorno de ojos

La piel de tu rostro está protegida las 24 horas con una crema de día y una de noche idóneas a tu tipo de piel, sin embargo, la piel del contorno de los ojos necesita atención aparte, utiliza cremas para el contorno de ojos con ingredientes como Coenzima Q10 o Extracto de Magnolia.

Sueño saludable

Sueño saludable

Convierte tus horas de sueño en un tratamiento de belleza, así que para conseguir que el sueño sea verdaderamente reparador, te aconsejamos cenar moderadamente y evitar las bebidas alcohólicas a partir de las 5 de la tarde y evitar el exceso mismas de estas.

Crema de día y de noche: adaptada a las necesidades de tu piel

La clave del éxito no radica solo en los ingredientes, sino también en la textura de las cremas de día, de noche y del contorno de ojos, la crema de día de textura más ligera, se absorbe rápidamente y matifica el rostro.

Por el contrario, una crema de noche tiene una textura más rica y más consistente; tarda más en absorberse permaneciendo más tiempo en la piel, la sensible zona del contorno de los ojos es importante hidratarla con un producto específico dermatológica y oftalmológicamente comprobado.

para los ojos

Muchas veces me preguntan si la crema de día se puede utilizar de noche (por no tener que comprar dos, que la crisis aprieta y agota bastante) o, al contrario, si la de noche se puede aplicar de día (“es que no me la pongo y me queda todavía medio tarro”).

Así de buenas a primeras, pasar no pasa nada, pero utilizarlas al contrario no beneficia a la piel: están formuladas así con argumentos y razones, no por capricho comercial.

La crema de día contiene un porcentaje menor de principios activos y contiene (o debería) filtros solares, ¿Sería bueno utilizarla de noche? bueno, sí, pero la piel de noche no necesita ni los filtros UV ni se beneficia de la cantidad de principios activos que lleva el tratamiento de noche.

Hablemos de la crema de noche: como habrás concluido, contiene más principios activos que la de día (por eso las de noche suelen ser más caras) y no contiene filtros solares porque son innecesarios.

¿Por qué usar cremas de noche?

Utilizar la crema de noche durante el día es factible, pero deberías añadir una crema protectora para compensar la falta de filtros, media si es invierno y alta si es verano, aunque la mayor concentración de activos no le conviene esa exposición ambiental diurna.

En fin, que no nos enredemos más y utilicemos los tratamientos de una manera adecuada para obtener todo el beneficio, de todas formas, ten en cuenta esta explicación básica si vas a utilizarlas al contrario por la razón que sea.

La crema de día cumple con la función de hidratación

Durante el día nuestra piel está expuesta a multitud de agentes externos. La contaminación, los rayos UV, el maquillaje o el estrés pueden pasar factura (y de forma muy grave) a nuestro cutis, dando lugar a la aparición de imperfecciones, como poros abiertos o acné, y a una piel mucho más seca.

Es por eso que la crema hidratante de día juega aquí un rol esencial, ya que consigue aportar los nutrientes y el agua que la piel necesita, al mismo tiempo que la protege de los radicales externos. Además, al ser más ligera y menos grasa que la crema de noche, es ideal para aplicarla justo antes de maquillarte.

La crema de noche, repara la piel mientras duermes

Al contrario de lo que pueda parecer, la crema de noche es tan importante como la crema de día, Seguro que has escuchado más de una vez que la piel se regenera por la noche.

Pues bien, precisamente este es el principal cometido de la crema nocturna: repara la piel de las agresiones que haya podido sufrir durante el día, al mismo tiempo que la nutre.

Además, la crema de noche no solo eliminará la suciedad de la piel, sino que ayudará a que los principios activos de la crema penetren mejor en ésta, por supuesto, no debes olvidarte nunca de desmaquillarte antes de irte a la cama y de aplicarte un tónico facial para obtener los mejores resultados posibles.

Leave a Reply