Remedios para el acné

Remedios para el acné
Puntua este Articulo

Todos conocemos el acné. Tanto quienes lo padecen como quienes no lo han padecido saben que se trata de una complicación realmente difícil de sobrellevar. Afortunadamente, no todo está perdido, pues existen muchas maneras de atender a esta reacción. Es por eso que en el artículo que se presenta a continuación, encontrará información sobre remedios para el acné.

La medicina casera-natural y la medicina tradicional se han hecho de varios recursos que permiten eliminar el acné en poco tiempo. El asunto se ha convertido en un alivio para muchos de los pacientes, quienes hoy por hoy pueden optar por una amplia lista de opciones de remedios para el acné, entre los cuales presentamos aquí desde diferentes contextos.

remedios para el acné

Remedios caseros

Entre los mejores remedios para el acné, destacan, por supuesto, varias alternativas de índole casera. De esta manera, las mejores opciones que podemos encontrar en esta lista son las siguientes:

Ajo: Conocido como uno de los más efectivos y al mismo tiempo como uno de los más sencillos de aplicar. Basta con pelar unos pocos dientes de ajo y pasarlos por la cara para poder hacer una limpieza de impurezas en la zona afectada. Se puede aplicar de dos a tres veces por día.

Limón: Destaca por poseer ácidos que logran purificar a la piel con el simple contacto a la misma. El limón puede además combinarse en diferentes soluciones para reforzar el efecto purificador. Entre los remedios para el acné, el limón es uno de los preferidos por los usuarios por su aroma y por su fácil acceso.

Miel: La miel también forma parte del repertorio anti acné que podemos encontrar en la comodidad de nuestro hogar. En conjunto con otros suplementos, es posible elaborar una mascarilla a base de miel que permita borrar el acné en poco tiempo. También suele ser útil para limpiar las impurezas del rostro.

Claras de huevo: Las mascarillas de claras de huevo son muy útiles para tratar el acné. Este método no es el más preferido, sin embargo, es uno de los mejores remedios para el acné que podremos preparar en nuestro hogar con muy pocos pasos.

Remedios o métodos clínicos

El área clínica especializada también toma cartas en este asunto, y es que gran parte de los recursos que se seleccionan una vez que los remedios caseros no han logrado dar la talla suelen recaer en esta área. Así, podemos encontrar diferentes opciones en el ámbito clínico, de las cuales destacan las siguientes:

Antibióticos: Como una forma de prevención ante la presencia de indicadores, los antibióticos pueden ser de gran ayuda en la eliminación de las bacterias responsables de la aparición del acné.Antibióticos

Antisépticos: Los antisépticos detienen el crecimiento o proliferar de diferentes organismos en zonas de nuestro cuerpo. En el área clínica existen diferentes opciones con estas propiedades, las cuales permiten atender de forma prevenida el acné en la mayoría de los casos. Los antisépticos, son remedios para el acné altamente efectivos.

Terapia láser: Son uno de los métodos más efectivos, razón por la cual se usan en gran parte como recursos de emergencia para atender los casos de premura. Cabe destacar que esta clase de métodos son uno de los más costosos, pues sus resultados se dan en un lapso de tiempo menor en comparación a cualquiera del resto de los métodos.

Ácido mandélico: Forma parte de otra de las opciones que, en un primer momento, pueden usarse en aras de prevenir la aparición del acné. Su uso debe ser precisado y no dar lugar a excesos, pues podría perjudicar nuestra piel de manera significativa.

Algunas recomendaciones

Atender al acné no se reduce a solamente hacernos de los remedios o soluciones para eliminarlos lo más pronto posible. Es importante adoptar diferentes hábitos que permitan disminuir la aparición del acné en cualquier parte de nuestro rostro. Para ello, es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones al respecto:

La alimentación: La alimentación juega un papel determinante en el estado de salud de nuestro cuerpo. Por ello es importante hacernos de dietas que nos permitan eliminar esta clase de agentes en todo tiempo. Quizá un nutricionista pueda ser de gran ayuda para proporcionar las mejores indicaciones.

El uso de remedios: No debemos ser excesivos con esta clase de materiales. Si no tenemos paciencia, podemos llegar a perjudicar mucho más nuestra piel. Por ello es recomendable hacer uso de los tratamientos caseros de manera excluyente, es decir, uno por uno y no de forma paralela.

La causa: Es importante tener precisión de la causa que ha dado lugar a la aparición de acné en nuestro cuerpo. La razón se debe a que el acné puede tan solo ser una manifestación pasajera producto de nuestro desarrollo o de alguna etapa como lo es el embarazo, en ese sentido, los métodos a usar no serían tan agresivos.

Evitar las malas prácticas: Por nada del mundo debemos extirpar nuestro acné. Ello solo dará lugar a heridas permanentes y a dolores molestos. La paciencia será clave para poder hacer frente de manera efectiva a este padecimiento. Se trata de nuestra piel, por lo cual debemos ser lo más cuidadosos posibles.

El acné puede tratarse hasta el punto de ser erradicado de forma total de nuestra piel. La clave estar en ser constantes y cuidadosos con todos los métodos que optemos para atender nuestro padecimiento.

Si padeces de acné, debes hacerte de cualquiera de los remedios que se exponen en el artículo. Si optarás por algún método clínico debes, necesariamente, acudir a un especialista que pueda precisarte un régimen de consumo para cualquiera de los métodos que resulten más convenientes.

Los remedios para el acné no son difíciles de usar, tampoco son caros ni mucho menos complicados de encontrar. Todo está en saber determinar cuál de éstos es el más idóneo según sea nuestro caso. Procuremos ser cuidadosos y disciplinados con la frecuencia de uso de cada tratamiento, bien sea para no excedernos o para disminuir la frecuencia de uso.

Leave a Reply