Tratamientos para el acné

Tratamientos para el acné
Puntua este Articulo

El acné es una enfermedad en la piel que afecta a un gran número de personas, ya sea porque estas son propensas a presentarlo o porque no se está adoptando un buen cuidado de la piel. En cualquiera de los casos, a continuación presentamos un conjunto de tratamientos para el acné que serán de gran ayuda si estás padeciendo de este mal.

como quitarse el acne

Pocas personas saben que el acné es una de las enfermedades más comunes en los seres humanos; las espinillas presentadas por esta infección se forman cuando los folículos pilosos (poros), bajo la piel se encuentran obstruidos ya sea por el exceso de grasa o las células de piel muerta.

Ahora, las causas del acné pueden ser muy variadas, entre las más comunes se asocian a cambios hormonales, ya sea porque se esté pasando por alguna etapa de desajuste hormonal (adolescencia, embarazo, etc.), o porque se esté llevando algún tratamiento con hormonas como las pastillas anticonceptivas. Factores hereditarios también pueden influir.

De hecho, hoy en día se sabe que el estrés también puede generar acné, así que mientras se mantenga un estilo de vida donde se esté bajo constante estrés, se podrá ser propenso a tener acné. Independientemente de sus orígenes este se puede presentar en el cuello, la espalda, el pecho, los hombros o donde más malestar puede generar: el rostro.

Así pues, para ayudar a deshacerse de ese molesto mal en la piel, presentamos diferentes remedios para lidiar con ello. De hecho, se debe tomar en cuenta que cada pie es diferente, por lo tanto se debe descubrir qué tratamiento para el acné es el que mejor funciona para tu piel.

Preparación de algunos tratamientos

Los tratamientos para el acné se cumplen las funciones básicas de eliminar el exceso de grasa y ayudar con la regeneración de la piel. Existen tratamientos caseros y tratamientos clínicos, y ambos tipos pueden ser muy eficientes. Claro está, se debe tomar en cuenta que no todos funcionan de igual forma para todos los tipos de piel.

En el caso de los tratamientos cínicos, de los cuales se estará hablando más adelante estos no requieren de un proceso de preparación pues en su mayoría son cremas, píldoras o terapias laser. Pero en el caso de un tratamiento para el acné casero, se necesita un proceso de elaboración. De modo que, aquí te dejamos los más sencillos y eficientes.

  • Tratamiento con limón: el limón es un desinfectante natural por lo que es excelente para eliminar las bacterias de la piel; sin embargo se debe tener mucho cuidado pues si se expone al sol, este ingrediente puede originar manchas en la piel, es por ello que se recomienda aplicarlo por las noches.acne y espinillasPara prepararlo se debe exprimir el limón, y con un algodón húmedo aplicar el jugo sobre la zona afectada, reposar por un 5-10 minutos y posteriormente se debe lavar con abundante agua tibia. Se recomienda aplicar este tratamiento 1 vez a la semana.
  • Tratamiento de vapor: uno de los momentos en que el acné es más fuerte es cuando los poros se encuentran dilatados o abiertos, pues absorben más la suciedad del ambiente. El vapor va ayudar a prevenir que las bacterias se acumulen y a mantener una limpieza profunda en los poros.

Realizar este tratamiento es bastante sencillo; solo se debe poner a hervir la suficiente agua, servirla en un tazón y luego, colocar la zona afectada sobre la taza; permanecer así durante 5 minutos y luego se lava la zona con agua fría para ayudar a cerrar los poros. Se recomienda hacerlo 2 veces por semana.

  • Tratamiento de huevo con miel: Estos ingredientes permiten mantener la piel limpia, bien nutrida y ayudan a eliminar el exceso de grasa que obstruye los poros. El tratamiento se aplica como una mascarilla así que lo más adecuado es aplicarla 1 vez por semana.

Para iniciar el tratamiento se debe licuar la clara de 1 huevo hasta que se empiece, después se debe agregar una cucharada de miel y mezclar. Luego se debe aplicar sobre la zona con acné, dejar reposar por 20 minutos y luego lavar con agua tibia.

tratamientos para el acné

Cualquier tratamiento para el acné que se prepare en casa puede ayudar a reducir y prevenir esta infección; lo mejor es que estos son bastante sencillos de elaborar y económicos. Sin embargo, para muchas personas este tipo de tratamientos no siempre es suficiente, por lo que a continuación informaremos un poco sobre los tratamientos clínicos.

Tratamientos caseros y tratamientos clínicos

Los tratamientos clínicos al igual que los caseros, cumplen las mismas funciones; ambos trabajan en la reducción de grasa, aceleración de renovación de células, eliminar bacterias y reducir la inflación. De igual forma, ambos pueden tardar un periodo de 4 a 8 semanas para que se noten sus efectos.

La diferencia entre escoger un tratamiento para el acné u otro dependerá del tipo de piel y de la gravedad de la infección. Antes de emplear cualquiera (casero o clínico), es recomendable consultar a un médico de confianza. Estos son los tratamientos clínicos más empleados:tratamiento para el acné casero

  • Antibióticos: Se recomienda usarlos al inicio de cualquier tratamiento para el acné, es recomendable aplicarlo una vez al día, sin embargo dependerá de la gravedad de la condición.
  • Ácido salicílico y ácido azelaico: Aquellas cremas con al menos un 20 % de ácido azelaico pueden ser muy eficiente pus evitan que los poros se tapen, se recomienda aplicarlas 2 veces al día.
  • Retinoides y medicamentos similares: generalmente vienen en crema gel o lociones; se aplica por las noches, en una rutina de aproximadamente 3 veces por semana y posteriormente, diario. Esto para que la piel se acostumbre. Lo que hace es evitar que los folículos se tapen.

Es importante tomar en cuenta que no se deben mezclar tratamientos, pues puede traer consecuencias negativas para la piel. Generalmente, un tratamiento para el acné es suficiente; pero, si se trata de una infección avanzada, lo más recomendable es recurrir a consulta médica lo antes posible.

Leave a Reply